Más tecnología y menos pasos para tratar los poros dilatados